Especial Oscars: Noches de infamia (parte 1)

202573B8A076EAC8F9173D7C0328C

Ese gran filósofo de la vida llamado Carlos Salvador Bilardo dijo: “Del segundo no se acuerda nadie“. Y esta reflexión del doctor es parcialmente verdadera. Sin duda se graba más en el recuerdo a los ganadores que aquellos que acariciaron la gloria, pero solo se quedo en caricia. Sin embargo tanto en el deporte como en todas las otras disciplinas en las que los hombres y mujeres se desempeñan, a veces (y con a veces me refiero a muchas) no siempre se recuerda al ganador y si al segundo, el cual poseía más méritos, o su esfuerzo fue mayor.

Pero en la ceremonia de los Oscars las películas y personas no ganan por virtud propia la mayoría de las veces, detrás de las luces y la gala, se ocultan tejes y manejes diversos, tales como la “corrección política” que hay al galardonar a uno, la “limpieza de cara” de premiar a otro, el darle el premio a X sujeto antes de que se muera, y por sobre todo la apuesta que hace la Academia a determinada película por sobre otra, con la esperanza de que el tiempo le de la razón. Pero muchas veces a las “mejores películas” les ganan la pulseada del tiempo las segundas, en ocasiones si nos acordamos de los segundos.

Lo que sigue es un listado, objetivo más allá de que se basa en un gusto propio, de las noches infames de los Oscars.

ATENCIÓN: Cinema Chambon no se responsabiliza de las opiniones y/o comentarios realizados en esta nota. Eso es exclusiva autoría de Frederick Von Chamb. Si usted se ofende y/o indigna con lo que puede llegar a leer, la nota surgió efecto.

Primero que nada, no vamos a retrotraernos demasiado en el tiempo por una simple razón: ANTES HABÍA MÁS COMPETENCIA.

Un ejemplo: en el año 1962 las películas que competían a “mejor película” eran: “Lawrence de Arabia“, “El día más Largo“, “Vivir de Ilusión“, “Motín a Bordo” y “Matar a un Ruiseñor“, resultando ganadora la primera. Podríamos discutir el resultado final, pero todas son excelentes películas y hubiera sido coherente que ganará cualquiera de ellas.

Ahora vamos a los casos más controvertidos.

(Ya pueden empezar con los insultos) 1974- “El Padrino, parte II”

1975_iconic_GodfatherII_winners

Si, no estoy loco. Ese año la segunda parte de la historia de los Corleone competía contra: “Chinatown” de Polanski, “Lenny” de Bob Fosse, “La Conversación” de Coppola también e “Infierno en la Torre” de John Guillermin e Irwin Allen. ¿Cuáles son mis motivos para poner en duda el que ganara? Lo primero es que apenas 2 años antes ya había ganado El Padrino como mejor película. Segundo, y siendo sincero, de todas las películas de El Padrino la segunda es por lejos la más floja, larga, aburrida y complicada sin necesidad. Y el otro factor es que adelante tenía 2 grandes películas como “Chinatown” y la super producción “Infierno en la Torre”. Pero por lo visto quedaba bien darle la estatuilla a una segunda parte que deja mucho que desear.

1978- “El Francotirador”

1979_view_supporting_walken_presenters_savalas_cannon

Si hay una definición de “soporífero” en cine “El Francotirador” (The Deer Hunter) puede tranquilamente acompañar con una foto el diccionario. No nos engañemos por la foto, Christopher Walken realmente si es recordado por su labor de actor secundario, el resto… Pero eran los 70’s y quedaba bien hablar del horror de Vietnam. Ese año esta película competía con: “El Regreso” de Hal Ashby (otra de Vietnam), “El Cielo puede esperar” de Warren Beatty y Buck Henry, “Una mujer descasada” de Paul Mazursky, y por sobre todo, “Expreso de Medianoche” de Alan Parker. Ahora bien, “El Francotirador” hoy en día es una película que no se entiende mucho por que fue que ganó. Más allá de unas buenas escenas en donde se jugaba ruleta rusa por plata, no ofrece nada más. A medio camino de película de Vietnam, historia de amor y película costumbrista de pueblo siderúrgico de Estados Unidos, es un bodrio insufrible.

1979- “Kramer vs Kramer”

1980_iconic_benton_streep_hoffman_jaffe

Tal vez en 1979 era algo polémico la separación de una pareja y la lucha por la tenencia, hoy en día no. Quizás hay una regla no escrita de la Academia en que si está Meryl Streep automáticamente va a mejor película. Pero ver hoy en día “Kramer vs Kramer” cuesta mucho verla excepto que tengas menopausia, y lo que queda indemne son las actuaciones, nada más. Ese año el “dramón” de los separados competía contra: “Empieza el Espectáculo” de Bob Fosse, “Norma Rae” de Martin Ritt, “El Relevo” de Peter Yates y (por sobre todo) “Apocalypse Now” de Francis Ford Coppola. O sea que para la historia del cine, una película sobre un divorcio le ganó a la que tal vez sea la visión más cruda y enfermiza sobre Vietnam. Acá es cuando vemos los resultados de lo “políticamente correcto”.

1988- “Rain Man”

EDB97415A328DEF761C5247AFB6095

La película en si no es mala (casi todas la de la lista no lo son), solamente las juzgamos conforme a la competencia de ese año. La película de los hermanos competía con: “Un Tropiezo llamado amor” de Lawrence Kasdan, “Secretaria Ejecutiva” de Mike Nichols, “Las Amistades Peligrosas” de Stephen Frears y “Mississippi en llamas” de Alan Parker. Las últimas 2 son las que se despegan de la lista, por un lado tenemos la adaptación de uno de los libros más polémicos de la literatura francesa, por el otro tenemos una película que denuncia el racismo en los estados del sur de Estados Unidos. ¿Qué es lo más conveniente? Que gane una película de un tipo y su hermano autista que hacen trampa en un casino. Si nos queda en el recuerdo a Dustin Hoffman haciendo de (y tomando las palabras de Kirk Lazarus) “medio retrasado”.

1989- “Conduciendo a Miss Daisy”

20475200

Lo mejor es ser escueto con esto. Ese año competían: “Conduciendo a Miss Daisy” de Bruce Beresford, “Nacido el 4 de Julio” de Oliver Stone, “La Sociedad de los Poetas Muertos” de Peter Weir, “Campo de Sueños” de Phil Alden Robinson y “Mi Pie Izquierdo” de Jim Sheridan. Entonces por un lado tenemos la historia de un hombre que sigue su sueño y construye una cancha de Béisbol, el relato de un profesor que inspira a sus alumnos a cambiar su vida mediante la poesía, la experiencia de un joven que toda su vida creyó en el sueño americano y se da cuenta que tal no existe de la peor manera, y la cruda vida de un artista con parálisis cerebral que sólo puede mover su pie izquierdo y con ello pinta y escribe… y gana la historia de una vieja nazi y un negrata Tío Tom que le maneja el auto. Sin comentarios.

1990- “Danza con Lobos” 

Dances_With_Wolves_beats_Goodfellas_for_best_picture_1991

Sometimes happens… Año 1990, competidoras: “Despertares” de Penny Marshall, “Ghost” de Jerry Zucker, “El Padrino, parte III” de Francis Frod Coppola, “Good Fellas (Buenos Muchachos)” de Martin Scorcese, GANADORA: “Danza con Lobos” de Kevin Costner. WTF? ¿Es un chiste? Nop. Creo que no existe alguien que me puede decir exactamente de que iba “Danza con Lobos” sin googlear. Esta película la vimos bocha de veces en los 90’s por TELEFE, parecía que era cool pasarla y la dividían en 2 partes. Hoy casi que no la pasan ni por TCM.

1996- “El Paciente Inglés”

1997_03_supporting_binoche_big

Muchas veces lo “clásico”, la película “prototípica”, la que no se sale de los moldes corre con ventaja frente a las otras. Ese año la final se definía entre: “El Paciente Inglés” de Anthony Minghella, “Claroscuro” de Scott Hicks, “Secretos y Mentiras” de Mike Leigh, “Jerry Maguire” de Cameron Crowe y “Fargo” de Joel y Ethan Coen. Sin dudas vemos que ganó la película menos polémica, más clásica y la que no proponía nada más que una buena ambientación y edición. Una película muy sobre-valorada por la Academia, pero que en la historia quedará como del montón.

1998- “Shakespeare Apasionado”

gwyneth-paltrow-and-producers-of-shakespeare-in-love

Y otra vez se da. Al parecer el final de los 90’s nos daban la pauta de que es lo que iba a pasar a lo largo de casi toda la próxima década. La críticos se van poniendo viejos, y les gusta cada vez menos lo novedoso o arriesgado. Un lindo vestido puede ganarle al guión más osado, buscan algo que les recuerde sus tiempos felices de la infancia. Competidoras: “Shakespeare Apasionado” de John Maden, “Elizabeth” de Shekhar Kapur, “La Vida es Bella” de Roberto Benigni, “Rescatando al Soldado Ryan” Steven Spielberg,  “La Delgada Linea Roja” Terrence Malick. Al parecer una (2 en este caso) representación realista y cruda de la Segunda Guerra Mundial pierde ante unos vestidos lindos y una historia que queda sosa a la larga. Podría haber sido peor, podría haber ganado la de Benigni.

Dejamos acá para dedicarle la segunda parte a los 2000 en exclusividad.

Frederick Von Chamb

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s