Gravedad: el peso de las decisiones

Gravity-2013-full-leaked-movie-1

Un esperado retorno

Siete años debimos esperar para poder ver un nuevo trabajo de Alfonso Cuarón. “Niños del Hombre” no había sido sólo una película, sino toda una experiencia cinematográfica. Su director había logrado lo que no muchos pueden hacer: arrojar a los espectadores a un mundo distinto, incluirlos en aquel futuro distópico. ¿Alguien puede negar que lo más impactante de aquella película de 2005 fuera la ambientación de su porvenir? No veíamos una Londres arrasada por el terrorismo, la brutalidad de las autoridades, la debacle por la presunta esterilidad humana; sino que estábamos en ella, podíamos palparla. Por aquel film, sus secuencias, su suspenso y, otra vez, su fabulosa ambientación, Cuarón pudo haber sido considerado el heredero del mejor Steven Spielberg. ¿Por qué esperar tantos años para volver a estrenar una película que lo tuviera como máxima autoridad creativa? Bueno, la respuesta es sencilla: su próximo proyecto, una historia en el espacio exterior, llevaría demasiado tiempo. Primero, le tomó algunos años pasar a producción, ya que se repartieron el guion entre diferentes productoras y existieron también problemas para encontrar a los dos protagonistas. Luego, la filmación de la misma pasó por distintos problemas y retrasos: muchas de las tomas, secuencias y efectos nunca se habían realizado de la manera que pretendía el cineasta mexicano, lo que multiplicaba el esfuerzo y trabajo ya bastante arduo de realizar una película. Con esta premisa, “Gravedad” se perfilaba a ser una de las mejores experiencias que se pudiera vivir en una sala de cine en estos días. La pregunta es: ¿logró serlo? 

gravity-movie-review-space-2

Estamos en el espacio

Respecto a cuestiones sorprendentes en “Niños del Hombre”, Cuarón redobla la apuesta en esta película: la ambientación es fantástica, realmente uno se siente en el espacio exterior; las secuencias, particularmente la del accidente del principio, son de una pericia e imaginación poco vistas en películas recientes; también logra establecer suspenso y tensión en un ambiente tan complejo como el espacio –donde no hay sonido, tal como informan al comienzo de la película- y con la presencia de sólo dos actores. Respecto a esto, vale rescatar la banda sonora compuesta por Steven Price, ya que no sólo debe ambientar las escenas sino que también debe suplir el efecto provocado por el sonido ambiente, lo que debe haber sido bastante complicado. Lo importante, es que podemos responder afirmativamente la pregunta que habíamos planteado: la película logra colocarnos en plena órbita terrestre, las tomas pasan hábilmente de mostrarnos el espacio exterior en toda su dimensión hasta colocarnos literalmente dentro del traje de astronauta. ¿Es todo tan bueno en “Gravedad”? No del todo. La historia en sí tiene altibajos y no logra ser del todo atractiva o memorable –una parte bastante pesada y larga es la conversación por radio entre la protagonista y una persona y su perro-. Por otro lado, en el marco presentado y generado por los realizadores, toda acción se magnifica: el sacrificio, la lucha por la supervivencia, el temor, la angustia, la melancolía, el coraje, etc.

No podemos hablar mucho más de “Gravedad” sin delatar cuestiones importantes de la trama. Sólo resta saber si esta historia algo débil por momentos pueda ganar el Oscar a Mejor Película. Prácticamente Cuarón ya embolsó el de Mejor Director.

4

Humano después de todo

Como ya mencionamos, la historia no es muy compleja. Lo importante es la fuerza de voluntad que uno genera en situaciones adversas, las formas de supervivencia, sacrificio y esperanza. Lo que la sostiene y amplifica es el medio en el que (y contra el que) deben batallar los protagonistas. Esto es lo que la vuelve humana y lo que vuelve imprescindibles a sus dos protagonistas: la Dra. Ryan Stone (Sandra Bullock) y Matt Kowalski (George Clooney). El vínculo entre personas, aunque sea por corto tiempo, es lo que permite sobrevivir ante tales adversidades. Con vínculo, nos referimos tanto a la ayuda que podamos recibir en el presente, como el recuerdo de tales personas: estén o no estén en el “espacio”, su presencia siempre existe. Por este motivo, “Gravedad” también puede demostrarnos las formas de tomar decisiones a pesar de los riesgos y dificultades que las mismas comprendan. Si tenemos eso en cuenta, no nos importará que la película termine mal (la muerte) o bien (el regreso a la Tierra). Sí, este puede ser el comienzo de una nueva forma desolación: ya no es más en islas desiertas, o mares o bosques enormes y laberínticos; la soledad, la lucha por sobrevivir se da en el lugar solitario e inmensurable por antonomasia: el espacio exterior. La historia, como ya hemos dicho, se mantiene bastante detrás de estas innovaciones conceptuales y técnicas de la película. Tal vez alguna otra cuestión hubiera sido necesaria para llevar a esta cinta a nuevas dimensiones, pero ya es bastante lo que logran Bullock, Clooney y, especialmente, Alfonso Cuarón con tan pocos personajes y en un ambiente tan monótono.

Eso es todo por ahora, compañeros chambónicos. Manténganse alerta a la cobertura de los premios Oscars que hará Cinema Chambon, ¡y sigan mirando al cielo!

 Nick Chambon

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s